Entrevista a los desarrolladores de Lightning Returns: Final Fantasy XIII

La prometida entrevista de Famitsu a los desarrolladores revela nuevos detalles de Lightning Returns: Final Fantasy XIII, el título llamado a finalizar la Saga de Lightning definitivamente, y que se presenta con un logo diferente al clásico a petición de Yoshinori Kitase.

El desarrollo de Lightning Returns comenzó hace relativamente poco, por lo que en estos momentos se encuentra aún al 30% completo. Así pues, no es de extrañar que la compañía haya decidido no mostrarlo en el Tokyo Game Show de este mes.

El juego tendrá un único final, abandonando la estela de finales secundarios que dejó Final Fantasy XIII-2. Este final será feliz para Lightning, como prometió el equipo incluso antes de que la segunda parte saliera a la venta.

En esta ocasión, el mundo como eje conductor es el concepto principal del juego; en Final Fantasy XIII, era el argumento el que predominaba, mientras que en XIII-2 este papel recayó sobre la jugabilidad. Esta idea se lleva a cabo a través del paso incesante del tiempo: si no se supera el juego en el transcurso de 13 días, el mundo será llevado a su destrucción. Es un destino tan inevitable que multitud de relojes adornan las ciudades para recordarlo.

¿Y cuánto supone un día en el mundo de Novus Partus, dividido en cuatro continentes (dos más civilizados y dos más inhóspitos), para el jugador? De una a dos horas de juego. El tiempo disponible aumentará o disminuirá según las acciones que se tomen. Aunque derrotar a enemigos añadirá más tiempo al reloj, a veces habrá que pagar caro querer ayudar a la gente, motivo por el que una planificación será fundamental para el desarrollo de la partida.

Precisamente, la multitud de opciones es favorable de cara a la rejugabilidad del título, que está pensado para ser superado varias veces, siendo que su duración es intermedia y que una partida puede diferir bastante de otra. Especialmente útil será una opción que nos permita conservar los objetos obtenidos en partidas anteriores, la cual estará disponible si el tiempo se nos acaba y hemos de empezar de nuevo.

Al mismo tiempo, el mundo como hilo conductor supone una conectividad entre el mundo real y el mundo del juego, que promete ser superior a la que establecía Final Fantasy XIII-2 con Facebook.

Cambiando de tema, un detalle que alegrará a muchos es que los personajes de los títulos precedentes siguen vivos y, de hecho, hace años que no envejecen debido a los efectos del caos. Esta especie de inmortalidad ha afectado emocionalmente a la población, hasta el punto de que la muerte ha pasado a percibirse de una manera completamente distinta.

Ya se ha confirmado el regreso de Hope, que ayudará a Lightning enviándole mensajes a través de un sistema de comunicación inalámbrica. En cuanto a Serah, lo único revelado por el momento es que partió con el fin de “salvarlos a todos”.

Por otra parte, usualmente los juegos han estado centrados en un dios concreto de la mitología, como es obvio el caso de Etro en Final Fantasy XIII-2. Esta vez, el argumento gira en torno al despertar de Bhunivelze, hecho que los ciudadanos de Luxerion incluyen en sus plegarias, adorándolo y deseando que regrese para concebir un mundo nuevo.

En cuanto a la protagonista, que muestra ahora una personalidad más refinada, el hecho de que sólo nos tengamos que ocupar de controlarla a ella nos permite mayor concentración durante los combates, en los cuales podemos movernos libremente. Si bien el sistema mantiene una barra BTC, ahora cuenta con más elementos de acción y sincronización, y el menú de comandos ha desaparecido, dando paso a una serie de habilidades que se asignan directamente a los botones.

El grado de customización de Lightning y sus capacidades será bastante alto. De la misma forma que anteriormente se creaban formaciones, ahora será posible crear diferentes estilos compuestos por trajes que, en combinación con piezas de equipo, darán lugar a determinadas habilidades.

Puede que esto recuerde a las vestisferas de Final Fantasy X-2, pero lo cierto es que el sistema de Lightning Returns es más específico, centrándose en la construcción individual de cada estilo, de manera que se aleja del clásico sistema de oficios, ya que, por ejemplo, no es posible convertirse en un mago blanco de pura cepa, sino que se trata de combinar sus habilidades con otras opciones para dar lugar a un personaje bien equilibrado, muy poderoso… etc.

Las batallas más espectaculares y dinámicas serán las que involucren a jefes o enemigos más fuertes que la media. La clave se encontrará en destruir varias partes del cuerpo, como se puede apreciar en la ficha del dragón rojo.

Fuente | NovaCrystallis